Firma electrónica de mandatos SEPA

Desde el año 2014 los ciudadanos y empresas de la Unión Europea pasamos a poder realizar y recibir pagos en las mismas condiciones y con iguales derechos y obligaciones con independencia del lugar en el que nos encontremos mediante lo que conocemos como mandatos SEPA (Single Euro Payments Area). Este modelo permite la domiciliación de pagos tanto entre empresas como entre estas y particulares para automatizar pagos recurrentes como el pago de suministros, cuotas mensuales, alquileres y otros muchos.

 

¿Cómo se puede firmar un mandato SEPA de domiciliación?

En estos mandatos SEPA, para emitir operaciones de adeudo, es necesario que previamente exista una orden firmada por el deudor para domiciliar los pagos, la cual surtirá efecto mediante la firma de dicho deudor. Dicha firma puede ser recabada de forma tanto física como electrónica mediante la conocida como firma electrónica, siendo está última totalmente válida.

SEPA Europa

En el caso de la firma manuscrita es necesario hacer llegar al deudor la orden de domiciliación por carta para que esta la devuelva cumplimentada y firmada por la misma vía. En el caso de hacérsela llegar por correo electrónico, el destinatario tendrá que imprimirla, cumplimentarla, firmarla y escanearla para poder enviarla de vuelta. Todos estos pasos alargan el proceso de manera innecesaria, así como las molestias al deudor o su posible negativa a la firma.

Todos estos pasos se pueden evitar utilizando la firma electrónica, la cual permite al destinatario visualizar en su dispositivo el mandato SEPA totalmente cumplimentado y listo para su firma, la cual Mailcertificado permite ejecturar de diferentes formas según el nivel de seguridad que queramos obtener. Este tipo de firma, ampliamente asentado en España, ha sufrido un aumento muy significativo en su uso debido a la actual crisis sanitaria ya que evita el contacto innecesario con el correo postal o el posible desplazamiento hasta el buzón u oficina más cercano para su envío

Datos necesarios para la firma de un mandato SEPA de domiciliación

Llegados a este punto, nos podemos preguntar sobre cómo llevar a cabo dicha domiciliación y que datos debemos tener en cuenta para que dicho mandato sea conforme a la ley y válido para ser ejecutado. En este sentido debemos de tener en cuenta que dentro de la orden o mandato se deberá recabar la siguiente información (su diseño es indiferente), la cual deberá constar en el idioma del deudor o en ingles en caso de no tener conocimiento el acreedor cual es el idioma del deudor:

  • Referencia única del mandato, que consiste en una identificación inequívoca del mandato, el cual debe ser único para cada mandato formalizado.
  • Nombre y dirección del deudor.
  • IBAN y, en su caso, el BIC, de la cuenta del deudor.
  • Nombre, dirección e identificador del acreedor.
  • Tipo de pago.
  • Tipo de mandato.
  • Fecha de firma.
  • Firma del deudor.
Ejemplo formato SEPA
Ejemplo de parte de un mandato SEPA generado por nuestra plataforma

 

Reglamentación común europea

El Reglamento 260/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo de 2012, por el que se establecen los requisitos técnicos y empresariales para las transferencias y los adeudos domiciliados en euros especifica que una vez que los datos requeridos estén disponibles en formato electrónico, las operaciones de pago han de poder ser objeto de tratamiento electrónico totalmente automatizado a lo largo de los diferentes eslabones de la cadena de pago (tratamiento directo automatizado de extremo a extremo), de tal modo que todo el proceso de pago se realice electrónicamente sin necesidad de reintroducir los datos o intervenir manualmente, es decir, se permite el formato electrónico para la formalización de cualquier mandato SEPA, con la consiguiente comodidad y rapidez que ello supone.

Este mismo reglamento establece el 1 de febrero de 2014 como fecha final de migración a SEPA en los países de la zona euro, por lo que a partir de ese momento, todas las transferencias y adeudos realizados en España pasaron a ser idénticos a los realizados en cualquier país de la zona SEPA, con independencia de si la transacción es nacional o transfronteriza. Por ello podemos decir que el mandato SEPA nació con el objetivo de dotar de una mayor sencillez y rapidez a las distintas transacciones monetarias entre los Estados miembros de la Unión Europea, así como otros países como Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Suiza.

Conclusión

En definitiva, a través del mandato Sepa se consigue que se pueda incluir cargos en la cuenta de un deudor con independencia del lugar donde se encuentren las partes, es decir con los mismos derechos y obligaciones entre ellos, y además, se consigue la capacidad de que sean domiciliados en la cuenta bancaria de un deudor los distintos pagos a los que deba hacer frente, eso sí, siempre con la debida autorización de dicho deudor, titular de la cuenta.

Si tienes alguna duda o necesitas conocer más detalles sobre los mandatos SEPA no dudes en visitar su sección de preguntas frecuentes.

 

Desde Mailcertificado ofrecemos la posibilidad de enviar de manera fehaciente tus mandatos SEPA de domiciliación para su firma, ya sea mediante tu propio documento en PDF o mediante nuestra plataforma, la cual te permite cumplimentar todos los datos necesarios antes de su envío para que el destinatario solo tenga que firmalo de manera electrónica agilizando el proceso al máximo. A su vez, si es necesario, te podrán firmar también electrónicamente cualquier tipo de contrato cumpliendo con todos los requisitos legales necesarios.

Si tiene dudas sobre cómo comenzar a enviar sus mandatos de domiciliación para que estos sean firmados de forma totalmente electrónica no dude en contactar con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestro Aviso Legal

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba