¿Sabes cómo reclamar impagos de forma certificada?

Proceso monitorio reclamar impagos

Reclamar impagos de facturas y deudas siempre ha sido uno de los procesos más odiados y que más estrés y ansiedad generan a las empresas y personas físicas. Desafortunadamente, hacer frente al impago de una deuda, es un proceso por el que casi cualquier persona que tenga un negocio puede pasar durante su actividad económica. El hecho de saber que alguien nos debe dinero y que no está por la labor de agilizar el pago de una deuda es algo que nos abruma y con razón. Aunque a veces pueda parecer que todo está perdido, para nada es así, ya que a pesar de ser un proceso largo y que a nadie agrada hacer frente, hay mecanismos legales que garantizan la reclamación de las deudas y facturas impagadas de una persona física o jurídica.

Llegados a este punto, te estarás preguntando; ¿cómo puedo reclamar impagos de una manera legal?, en Mailcertificado llevamos años ayudando a través de nuestros servicios a reclamar impagos de nuestros clientes y sabemos de primera mano cuáles son los puntos claves en este procedimiento. Te lo contamos en este nuevo artículo de nuestro blog.

¡Adelante con el artículo!

 

¿Qué es un proceso monitorio para reclamar impagos?

En resumidas cuentas, un proceso monitorio es la vía de reclamación de deudas más eficiente y rápida que existe. Como es obvio se utiliza para exigir el pago de deudas. Una vez presentada la solicitud e iniciado el proceso monitorio por parte de la persona interesada en la reclamación de la deuda, el deudor recibirá una notificación (llamada requerimiento de pago) que podrá obedecer o no obedecer, sirviendo este requerimiento como prueba de la reclamación del pago y pudiendo ser utilizada en caso de un posible juicio si el deudor se opone a pagar la cantidad reclamada.

Para realizar un proceso monitorio a través del cual podrás reclamar la deuda se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Avisar al deudor de la deuda contraída. Una vez que hayamos intentado de manera amistosa (por teléfono, correo electrónico tradicional, etc) reclamar impagos con esta persona o empresa, es hora de reclamar la deuda de manera formal. Hay muchos métodos para realizar esta reclamación, pero algunos de los más utilizados son el burofax postal, el correo electrónico certificado, el SMS certificado y el fax certificado (todos estos métodos podrás encontrarlos detallados más adelante).
  2. Deberás realizar una petición formal al juzgado de primera instancia. Si aún habiendo reclamado el pago, el deudor se resiste a desembolsar la cuantía, deberemos acudir a realizar una petición formal al juzgado. Allí deberemos aportar toda la información que sea relevante de la deuda (nombres, empresa, razón social, documento de identidad, factura o contrato, fechas de reclamaciones de la misma y notificación formal realizada por burofax, correo electrónico, SMS o fax).
  3. El juzgado podrá aceptar o rechazar esta petición. Por norma general, si la deuda es real y has aportado todo lo que hemos expuesto anteriormente, el juzgado aceptará sin problema la petición.

 

Casos en que procede el proceso monitorio

Reclamar impagos

Según lo expuesto en los artículos 812 al 818 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) (Ley que te recomendamos que leas en caso de encontrarte en una situación de estas características): “podrá realizar un proceso monitorio todo aquel que pretenda el pago de una deuda económica, sea cual sea el importe, que sea líquida, determinada, vencida y exigible, pudiéndose acreditar esta deuda de las siguientes formas:

1.ª Mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal, física o electrónica.

2.ª Mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aún unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor”

Se expone que, para poder realizar un proceso monitorio se deberá acreditar la deuda mediante documentos, facturas y similares que, aún siendo creados por el acreedor, son los que habitualmente dejan documentadas las deudas existentes entre las partes, es decir, el envío de los documentos que exigen el pago de la deuda a través de algún servicio de comunicación certificada que pueda demostrar la existencia de una deuda en un proceso monitorio.

 

Medios de comunicación que pueden ser utilizados para acreditar una deuda

El envío de cualquiera de los siguientes servicios puede ser utilizados para reclamar impagos e iniciar el proceso monitorio explicado anteriormente ya que todos ellos certifican tanto el texto como la documentación adjunta al envío, dejando constancia de ello ante notario. Además, también se deja constancia ante notario de todos lo estados por los que pasa la comunicación (envío, entrega, lectura, recordatorios de lectura, rechazo, etc) y del sello de tiempo utilizado, el cual es de vital importancia ya que marca de forma oficial el día y hora en el que se realizó el envío y por lo tanto el día y hora desde el que se podrían comenzar a generar los intereses de la deuda.

  • Burofax Postal: es el medio que permite la entrega en mano y bajo firma de la reclamación, aconsejado para reclamaciones de alto valor y en las que no se cuenta con una dirección de correo electrónico para su envío.
  • Correo electrónico certificado: al igual que el burofax postal, pero valiéndose del medio electrónico, este servicio permite la puesta a disposición de la información con una trazabilidad casi instantánea de todo lo que sucede en el ciclo de vida del envío.
  • SMS certificado: también es válida la opción de realizar el envío certificado de una reclamación mediante SMS, siendo este uno de los medios más directos y con mayor aceptación.
  • Fax certificado: se trata de un medio de comunicación con cada vez menos uso pero que nos permite igualmente certificar el contenido y envío de la reclamación que realicemos.

 

Consultar ficheros de morosidad

En Mailcertificado somos más de prevenir que de curar. Siempre recomendamos a nuestros clientes y lectores que, antes de comenzar o entablar una relación comercial con una persona jurídica o con una empresa e, incluso, en el momento en el que se procede a realizar una reclamación judicial de cualquier cantidad que no se nos haya pagado, se consulten y estudien los ficheros de morosidad. Estos ficheros son listados de acceso público qué podremos consultar para estar seguros de que la persona con la que empezamos a trabajar es de fiar y si tiene deudas por pagar en el pasado (lo cual es un indicador de que, probablemente, acabemos por reclamar impagos con esta persona en caso de empezar a trabajar con ella).

Hay miles de sitios a través de los cuáles podrás obtener el acceso a los ficheros de morosos (ejemplo: https://www.informacion-deudas.com), algunos de ellos solicitando el pago de una cuantía, pero la propia ASNEF (Asociación encargada de la lista de morosos) recomienda en su página web oficial desconfiar de aquellos sitios que exijan un pago para consultar la lista o que te reclamen una llamada a un número que empiece por 800.

A través de los servicios de Mailcertficiado también se podrá demostrar la validez de un impago y de una deuda por parte de una persona e incluirla en una lista de morosos, esto lo explicaremos en otro artículo.

Ir arriba
Logotipo de Mailcertificado

¡Mailcertificado cambia de nombre!

Mailcertificado no para de implementar mejoras, pero…

¿por qué cambiar solo el interior?

¡Durante los próximos meses iremos migrando a codicert.io!